music


domingo, 4 de mayo de 2008


Que si creo en el destino?

Siempre pensé que solo era cuestión de suerte,que todo era sorpresa pero cada día me convenso mas de que el destino lo arma uno mismo. Y cuando algo no es correspondido mas allá de que forcemos los encuentros,las palabras,los besos o el entendimiento,nunca va a ser nuestro como realmente queremos.

Ahí otra vez me surge la pregunta de si creer o no que el destino es cuestión de suerte,porque si es así no la tengo y armarlo tampoco me sale.

Es que en cierto punto uno se rinde a lo que intenta un largo tiempo y no logra,o quizás solo nosotras las personas impacientes hagamos eso,aunque creo que en el fondo a todos nos duele pelear para algo que al fin y al cabo nunca tenemos.

De a poco voy viendo que lo que no es para mi,solo se aleja y,lo que algún día quizás pueda tener en pequeñas dosis me va ayudando,a no pensar que ya perdí.

Ojala todo fuese mas claro en la vida,no basta con nuestros propios sentimientos,sino que también hay que aprender a interpretar los de la otra persona. Si sin expresarnos no podemos a veces entender lo que sentimos todavía trato de encontrar la forma de poder ver mas allá de cada actitud que en si esconde un valor sentimental puro que la mayoría de las veces no vemos o lo hacemos pero de cualquier forma.

3 comentarios:

giselA+ dijo...

me gusto eso que escribiste; reflejaste algo que me esta pasando y no sabia comod ecirlo, es verdad te cansas de pelear por algo que nunca va a ser como vos queres, pero tarde temprano te das cuenta que asi tienen que ser las cosas (eso espero).
saludos sil,
me gusta la musica que pusiste, yo nunca aprendi como hacerlo ¬¬
jaja, qe andes bienn (:

Tropicalplanet dijo...

Jaja si ya se quien sos, perdon hoy me duele la cabeza, y no tengo ganas de leer nada,amo la playa un besito :)

Belén dijo...

Te gusta Cid,qué mujer más espectacular. Hacerca del destino,tengo un pensamiento basado en algunas hipótesis,erradas tal vez. Supongo que surgen muchos contrastes al respecto.De ellas elijo la correcta,en mi opinión,claro. Uno va floreciendo como persona,ya dejando atrás la puericia,en la puvertad ya se apropia de la memoria,y ahí va proyectando ese destino,uno selecciona y realiza lo que quiere para su vida. Lindísimo el texto,y por supuesto el blog también.